Cómo y cuándo hacer el lavado de raíces a nuestro cultivo de marihuana

Difunde y comparte:

Con el lavado de raíces del cultivo de marihuana damos inicio a la precosecha, es decir, al periodo que marcará en gran medida la calidad final del cannabis. Yo cultivo con abonos orgánicos y  siempre planifico este lavado entre 7 y 10 días antes de cosechar. Lo hago de esta manera porque, después de efectuar dicho lavado, me gusta aplicar el último riego con agua osmótica, obligando así a quemar el máximo de sus reservas a la planta.

Aunque parezca contradictorio, si cultivas con abonos orgánicos, tienes que aplicar el lavado de raíces al cultivo con mas precocidad que los que cultivan con abonos químicos, ya que es más difícil arrastrarlos y estos perduran más tiempo en el sustrato. Los abonos químicos se arrastran fácilmente y se puede dejar la solución a una EC baja.

Lavado de raíces de un cultivo de marihuana indoor

El lavado del sustrato sirve para arrastrar la mayor cantidad de sales acumuladas fuera del contenedor. La teoría dice que hay que aplicar tantos litros como resulten de multiplicar por tres la capacidad del contenedor, es decir, para un contenedor de 7 litros, necesitaríamos 21 litros de agua de riego.

Cuando vamos a hacer un lavado de raíces nos pueden ocurrir dos cosas

1- Que el agua potable con la que hacemos dicho lavado, tengo unos parámetros de PH y EC correctos (PH-6,2 para cultivo sin suelo y 6,5 para sustrato y una EC-100 milisiemens a 500 ms), con lo que haremos este lavado como he descrito más arriba sin más misterio.

2- Que el agua con la que hacemos dicho lavado tenga unos parámetros inadecuados. En este caso los dos últimos litros de solución de riego que agreguemos irán calibrados a un PH y EC como los anteriores citados, haciendo el esfuerzo de calibrar estos dos últimos litros compensaremos el impacto de no tener el agua correcta. Se puede añadir un producto del tipo eliminador de sales en estos 2 litros de agua, ya que nos ayudará a eliminar el exceso de sales más rápidamente. Por experiencia propia, puedo decir que estos productos no modifican el sabor final, manteniendo, cada variedad, su sabor original. Hoy en día todas las casas de abonos cuentan con este tipo de producto, sólo hay que preguntar por el mismo.

Por último, señalar que los lavados fuera de la precosecha no son recomendables en ningún caso salvo excepciones, en este caso estamos hablando de realizar lixiviados, una técnica parecida, pero que debemos distinguir del lavado de raíces posterior a la cosecha.

This entry was posted in Cómo cultivar marihuana o cannabis, La Cannabipedia and tagged , . Bookmark the permalink.

69 comentarios en "Cómo y cuándo hacer el lavado de raíces a nuestro cultivo de marihuana"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors