Necrosis

Difunde y comparte:

Es el signo (síntoma) evidente de que algo no va bien en la planta de marihuana. La necrosis representa la muerte “prematura” de la zona afectada. Por lo general, son manchas (oscuras o blanquecinas), la zona afectada se puede ver seca o putrefacta y el denominador común es que el tejido celular está muerto. El daño es irreversible.

Después del lavado de raíces y, al llegar al final del cultivo, pueden aparecer zonas necróticas que consideraremos normales debido a la falta de nutrientes provocada por el propio lavado, por el lógico desgaste, y final de ciclo de la planta.

Necrosis en diferentes partes de la planta de marihuana

La necrosis puede hacerse visible en cualquiera de las cuatro partes principales de la planta y en cualquier fase del cultivo:

Raíz: Por lo general estas se oscurecen y secan. Las causas más probables son ataques fúngicos (hongos) o nemátodos (gusanos), asfixia radicular, exceso de sales, exceso de riego o falta del mismo.

Tallo: Es la parte más fuerte de la planta. En el tallo aparecen heridas que son provocadas por ciertas técnicas de cultivo como el supercropping, que produce un callo necrótico. Esto no tendrá consecuencias negativas. También aguanta bien las rozaduras, roturas, bocados de insectos, etc. Estas necrosis no son graves y suelen ser localizadas (no se extienden). Sin embargo, sí puede ser fatal una necrosis en los primeros estadios de vida de la plántula. Se muestra como una zona oscura que se pudre a consecuencia, lo más probable, de un ataque fúngico que produce su muerte de forma inevitable (también conocido como marchitamiento fúngico o Damping off). Para evitar en lo posible esto último, se deben seguir todos los consejos de limpieza y prevención del entorno de cultivo.

supercropping necrosis planta marihuana

Hoja: Es por excelencia el órgano fotosintético de la planta. Hay que mantenerla lo más verde posible hasta el lavado de raíces, ya que una planta con hojas verdes es un síntoma de que todo va bien. La necrosis reduce la superficie efectiva de recepción lumínica por parte de la planta y, por lo tanto, reduce la producción de azucares. Si estas se ven afectadas, perjudicará la producción final y, si es severa, puede poner en peligro la totalidad de la cosecha.

Es muy importante detectar la necrosis de forma prematura para evitar daños irreversibles en la hoja. En la mayoría de los casos, la necrosis viene precedida de una clorosis que, de no atajar, degenera en la muerte de la hoja de marihuana. Las causas más frecuentes de necrosis en las hojas son:

– Una carencia o un bloqueo por PH incorrecto.

– La sobrefertilización producirá necrosis inicial en la punta y borde de la hoja.

– Plagas, hongos, virus, enfermedades.

Estrés hídrico (exceso o falta de riego).

– Temperaturas extremas (calor o frió).

– Quemaduras por efecto lupa producidas por algún producto abrasivo (pulverización, salpicaduras, etcétera).

Como norma general, toda aquella hoja dañada por necrosis en más de un 50% de su superficie, es conveniente que se retire para evitar que sea un reclamo de otras enfermedades, hongos o plagas.

Cogollo: Por lo general, el ataque de hongos e insectos puede provocar que el cogollo se seque o pudra. Si detectamos un caso, lo mejor es actuar de la misma forma que con las hojas, analizaremos a que es debido y retiraremos las partes afectadas para evitar posibles focos de problemas.

This entry was posted in N. Bookmark the permalink.

3 comentarios en "Necrosis"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco