Guía autocultivo marihuana exterior

Difunde y comparte:

Guía autocultivo marihuana exterior

Guía autocultivo marihuana exterior: Cultivar marihuana en exterior.

Cómo aprender rápidamente a cultivar marihuana en exterior

Cualquier persona puede realizar un cultivo en exterior de marihuana; hacen falta pocos conocimientos para obtener una buena cosecha y el desembolso económico es bajo, al contrario que en interior. Bastará con seguir una serie de pasos y confiar. Si en interior nosotros somos los dioses, puesto que controlamos temperaturas, humedad, CO2, alimento, plagas, etc. Aquí es Dios, el de verdad, el que dicta su ley. Por lo que poco hace falta saber para cultivar ahí fuera, con esta guía autocultivo marihuana exterior y algún que otro post más, será suficiente para que puedas plantar tus semillas automáticas o autoflorecientes en tu terraza o campo y hacer tu auto cultivo.

Recuerda, en este caso, que siempre deberá estar oculto de cualquier mirada ajena, puesto que aunque puedes plantar tu marihuana sin problemas, debe ser en un ámbito absolutamente privado y restringido y, por supuesto, sin cometer ninguna ilegalidad o locura que te puede costar muy cara, como robar la luz, plantar mil plantas, y esas cosas que incitan a pensar que es el mercado negro y no el autoconsumo tu finalidad. Ánimo y a disfrutar de la vida verde…

Claves para el cultivo exterior de marihuana

Encontrar el clima propicio

En España se está de suerte, se tiene el clima ideal. No hay excusa posible, dependiendo de la zona geográfica que tengamos es un poco mejor o peor, pero gozamos de un entorno perfecto para cultivar marihuana. Este es uno de los motivos por los que todavía no comprendo cómo tanta gente compra en el mercado negro.

Un lugar adecuado 

Es aquel en el que el sol incide directamente en la planta, como mínimo, tres horas. Las horas que este incida en la planta serán determinantes para la producción y calidad final, a mas horas de luz, mayor cosecha.

Es básico que la planta no la vean ojos ajenos ya que sí es así, lamentablemente, te la robarán. En este aspecto puedes leer en Internet mucha bibliografía sobre como camuflar un cultivo de exterior. A este respecto, tengo una entrada completa en la Cannabipedia que explica las diferentes situaciones de un cultivo de exterior de marihuana (balcón, terraza, tierra madre o guerrilla), no dejes de leerla también.

Una genética de calidad y adecuada

Nos referimos a semillas de cannabis o esquejes de marihuana esqueje o semilla. Aquí pasa como en todo en la vida, hay bancos de semillas que hacen un buen trabajo y otros que no.

Que nos toque una buena genética será tener mucho ganado, pero lo que debemos tener como primera premisa es que la genética seleccionada se adapte a nuestras condiciones propias de cultivo. Es decir, si tenemos un clima muy húmedo, evitemos aquellas genéticas que sean propensas a los hongos, por ejemplo.

Fijaos que, incluso antes de empezar a cultivar en exterior, ya hemos abordado dos puntos clave con los que tendremos mucho ganado si les dedicamos algo de tiempo.

Un sustrato adecuado

En lo más económico es donde suelen errar la mayoría de los cultivadores principiantes y es que la marihuana necesita de un sustrato que no se compacte en exceso pues, si esto se produce, las raíces no tienen oxigeno y se asfixian, con la consiguiente muerte radicular.

Usar siempre contenedores “blancos” o claros, nunca usar contenedores negros u oscuros, ya que esto incrementa la temperatura del sustrato y perjudica las raíces. En este capítulo del libro podéis ver cómo elegir un sustrato adecuado (lleva al capítulo del libro “cómo elegir un sustrato adecuado”).

Nutrientes, comida adecuada

Cuando nos referimos a comida, hablamos del agua de riego y de los abonos a usar. Las plantas “absorben” el alimento cuando el PH del agua esta entre 5,5 y 7,5, todo lo que esté fuera de ese rango la planta no lo podrá tomar y, por lo tanto, será alimento desperdiciado.

Si tienes dudas, en tu grow shop de confianza te asesorarán, incluso podrán analizar tu agua potable e informarte sobre la calidad de esta y, en base a ello, recomendarte un fertilizante. Los novatos en estos temas deberían empezar usando abonos orgánicos, ya que al ser menos solubles que los químicos, avisan de que algo va mal y hay tiempo de reacción para corregir lo hecho; en los fertilizantes químicos, un error se paga con la perdida de la cosecha.

En este enlace podréis leer cómo abonar un cultivo de marihuana de exterior. Es importante darle a las plantas lo que ellas nos piden, ni más, ni menos. Explica perfectamente como abonar, y cuando hacerlo. Cualquier cosa que no entendáis de este enlace, podréis consultarme.

Agua de calidad

En cada territorio hay un agua potable diferente que tendrá más o menos sales. Debemos conocer cómo es este agua para saber el procedimiento a seguir en el momento de preparar la solución de riego. En este capítulo os explico lo qué es el agua base y cómo llegar hasta ella.

Prevención

Como dice el refranero, “Prevenir es mejor que curar” y para evitar plagas, hongos y gusanos, lo mejor es usar la prevención conforme indico. La principal norma a seguir es que siempre pulverizaremos cuando se vaya el sol.

Prevención en fase de Crecimiento

El aceite de neem es un producto muy utilizado para la prevención de plagas y se puede usar tanto vía radicular (cuando regamos) o vía foliar (cuando pulverizamos). Para los hongos utilizaremos propóleo. Dos productos naturales que tenemos que aplicar según nos diga el fabricante.

Prevención en fase de Floración

El aceite de neem y el propóleo también los podemos aplicar en floración, pero os aconsejo que, cuando los cogollos se empiecen a formar, se aplique solo en los riegos (vía radicular).

Un producto de obligada aplicación en exterior es el bacillus thuringiensis (BT), una bacteria que se utiliza, normalmente, como sustituto ecológico de los pesticidas.

Empezaremos a aplicarla sobre la tercera semana de agosto, según la tabla de abonado a la que os he remitido unos párrafos atrás, y lo aplicaremos según nos diga el fabricante. Con este producto evitaremos que los gusanos se coman los cogollos.

Tan solo tres productos y los tres ecológicos bastarán para una correcta prevención. Ahora bien, la naturaleza es como es, y si las plantas de marihuana están en zonas donde la vegetación del entorno tiene plagas, lógicamente, habrá mas peligro que donde no las haya.

Recordad que una es cosa es aplicar un plan de prevención, y otra diferente cuando la planta ya esta contagiada por plaga, hongo, etc. En este caso ya no debemos utilizar preventivos, teniendo que utilizar productos específicos según sea lo que esté afectando a la planta.

Teniendo en cuenta estos requisitos, os garantizo una buena cosecha de exterior. Los que nunca habéis cultivado marihuana, veréis que no es difícil y que es una planta muy agradecida; con poca atención, os dará mucho.

Conclusiones guía autocultivo marihuana exterior

Después de leer la guía autocultivo marihuana exterior estás listo para comenzar con tus cultivos de exterior.

Te recomendamos leer La Cannabipedia y sus secciones para que tus cultivos sean lo más óptimos posibles:

This entry was posted in La Cannabipedia and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 comentarios en "Guía autocultivo marihuana exterior"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors