Oídio

Difunde y comparte:

Enfermedad producida por un hongo. La primera impresión que tenemos es como si se hubiese instalado un polvo blanquecino encima de las hojas.

prueba

En exterior, el ciclo de la enfermedad comienza cuando llega la primavera. A temperaturas superiores a los 15º C, comienza a desarrollarse el micelio. Cuando este alcanza la madurez, se disemina a través del viento, donde se instaura en cualquier órgano de la planta, desarrollando el famoso polvo blanquecino. Parte del hongo se conserva durante el invierno en el interior de las yemas protegido por las escamas, a partir de donde se desarrollará y propagará de nuevo el hongo a la primavera siguiente.

El tema del oídio, por desgracia, se repite con frecuencia ya que afecta a muchísimos cultivos. La zona mediterránea es una de las zonas más propensas a éste hongo. En verano es cuando menos afecta, ya que las temperaturas superiores a 36º impiden su desarrollo. Normalmente, comienza a aparecer con la llegada del otoño. Para prevenir este hongo, lo mejor es seguir una serie de pautas escrupulosamente:

– Prevención: Se puede usar azufre micronizado y también una lampara con luz ultravioleta, ambos dan muy buenos resultados. Usar productos como el propóleo también puede darlos.

prevencion006

– Limpieza: Evitar focos sucios, encharcamientos, etc. El agua con lejía es una buena forma de esterilizar.

– Humedad baja: Por debajo de 50% les cuesta propagarse.

– Ventilación: Si se puede usar ventilador giratorio y dejar como ultimo medio los Sunom y ventiladores de pinza (estos usarlos como refuerzo). Si con estas medidas nos afectara, detectándolo en 1 o 2 días tendremos muchas posibilidades de erradicarlo.

Cuando mas ataca es cuando la planta tiene las raíces secas y el follaje húmedo. Las plantas llevan semanas infectadas antes de mostrar los primeros síntomas: manchas blanquecinas, como si fuese polvo. El crecimiento se ralentiza, las hojas amarillean y empiezan a morir. Éste hongo se propaga rápidamente si las condiciones le son favorables.

Condiciones favorables para su propagación:

– Humedad alta.

– Baja temperatura.

– Diferencias muy altas entre temperatura máxima y mínima.

– Frio.

– Baja ventilación.

– Exceso de nitrógeno.

– Plantas muy apretadas que impidan una buena ventilación.

– Niveles bajos de luz.

-Aire viciado.

This entry was posted in O and tagged . Bookmark the permalink.

5 comentarios en "Oídio"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco