“La marihuana ha sido demonizada”

Difunde y comparte:

No existe evidencia que sustente que la marihuana sirve de puente para el consumo de otras drogas.

Así lo afirmó la catedrática Carmen Albizu García, de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, durante el foro “Despenalización de la marihuana”, organizado por estudiantes del curso Fundamentos para la Promoción de la Salud.

cintia

Carmen Albizu García

 Citando al Instituto de Medicina de la Academia de las Ciencias de Estados Unidos, Albizu García apuntó que “que no hay evidencia concluyente de que el efecto de la marihuana esté causalmente ligado al abuso subsecuente de otras drogas ilícitas”.

 Durante el evento, celebrado en el anfiteatro del sexto piso del Recinto de Ciencias Médicas, la investigadora repasó el trasfondo histórico que llevó a la criminalización del cannabis y rebatió algunos de los mitos propagados para censurar el uso de la marihuana.

“Los científicos no saben todavía si la marihuana causa una enfermedad mental duradera, pero sí puede empeorar los síntomas psicóticos en las personas que ya tienen esquizofrenia”, apuntó ante un público de estudiantes y profesores.

Rechazó también el mito de que las personas que usan marihuana se vuelven dependientes a la droga.

La catedrática planteó que a través de los años la marihuana ha sido demonizada y asociada a males sociales cuando no existe un fundamento que apoye esta tesis.

Los problemas que provoca el uso o la dependencia de drogas, según la Albizu García, se deben a la respuesta colectiva, que criminaliza una conducta que debe atenderse desde una perspectiva de salud pública y no punitiva.

Al comparar el cigarrillo y la marihuana, resaltó que el fumar cigarrillos mata a más de 440,000 personas al año en los Estados Unidos, una cifra que supera el total combinado de las muertes por alcohol, uso ilegal de drogas, homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos y sida.

Además, apuntó que el alcohol es la droga que más se asocia con violencia.

La catedrática concluyó su presentación abogando por la descriminalización o legalización del consumo de la marihuana a través de una perspectiva de salud pública.

En su turno, el psicólogo social y director de la campaña Descriminalización.org, Rafael Torruella, planteó la necesidad de elaborar nuevas políticas sobre las drogas.

Afirmó que la visión vieja de la guerra contra las drogas fracasó y que el País se encuentra en la coyuntura histórica de escribir nuevas políticas que partan de un enfoque salubrista y no punitivo.

“La prisión no le hace bien a nadie”, afirmó.

Subrayó que 20 estados han legalizado el uso de la marihuana, mientras que Colorado y Washington regularon su mercado para uso recreacional.

“Hay que descriminalizar al usuario y las drogas… Hay que quitarle el yugo criminal al usuario”, insistió a lo largo de su presentación.

Torruella favoreció la regulación de la marihuana para uso medicinal y recreativo como paso inicial para la descriminalización de las drogas en la Isla.

Señaló que como parte del trabajo educativo que realiza su organización deriva mitos falsos en torno a la marihuana y apuntó que, contrario a lo que muchos aseguran, no sirve de puente para el uso de la cocaína y el heroína.

El psicólogo social indicó también que el 91% de las personas que usan marihuana no tiene problemas de dependencia. Solo el 9% tiene una dependencia leve.

Favoreció, con enmiendas, las medidas para despenalizar y utilizar la marihuana para uso medicinal del Senado y la Cámara de Representantes.

La licenciada Verónica Vélez Acevedo, asesora en Legislación y Educación Jurídica de la Sociedad para la Asistencia Legal, por su parte, ofreció el trasfondo histórico de la actual Ley de Sustancias Controladas.

Mencionó que en el debate público se confunden los términos despenalización, descriminalización, legalización y uso medicinal de la marihuana. Por ello, invitó a los ciudadanos a educarse sobre el tema y la diferencia en los términos.

También comentó sobre el problema de clase que existe a la hora de aplicar la Ley de Sustancias a personas indigentes en comparación con personas con recursos económicos y disertó sobre los programas de desvío que cuenta el sistema de justicia del País.

Abogó, además, porque eventualmente estos programas se saquen del ámbito penal y se incorporen dentro de políticas salubristas.

Los últimos turnos del foro recayeron sobre el escritor y activista político Amado Martínez Lebrón y el fotógrafo y activista Tristán Reyes Alvarado.

Martínez Lebrón, quien se describió como “un criminal porque usa parte de una planta”, abogó por la liberalización total de cannabis y de las drogas.

“No es para coger una nota y un arrebato, aunque si quisiera coger una nota también quiero ese derecho”, indicó el hombre, que se describe como ateo y anti-capitalista.

Postuló que la prohibición de la marihuana al igual que los asuntos en torno a la sexualidad están atados a las políticas de control del cuerpo.

En rechazo a estos controles sociales, llamó al uso público del cannabis como acto de desobediencia civil.

Reyes Alvarado, por su parte, destacó los usos medicinales de la marihuana.

Indicó que el cannabis es un anti-inflamatorio y un bronquio-dilatador natural y que sirve para tratar el sida, el cáncer, la esclerosis múltiple, los derrames cerebrales, el Alzheimer y el Parkinson, entre otras enfermedades.

Además, rescató el término cáñamo, que según el diccionario es una planta útil para la vida humana.El cáñamo se refiere a la planta de marihuana, mientras que el uso de la palabra marihuana se limita al capullo.

La planta de marihuana sirve para crear combustible y textiles, indicó el artista, que se mostró preocupado por el proyecto del Senado porque a su juicio “envía el mensaje incorrecto” ya que sigue criminalizando la marihuana.

Fuente: www.elnuevodia.com

This entry was posted in Actualidad. Bookmark the permalink.

6 comentarios en "“La marihuana ha sido demonizada”"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco