Cómo colocar y utilizar un ventilador grande en cultivos de marihuana

Difunde y comparte:

En muchas ocasiones me han comentado que es imposible poner un ventilador giratorio en un armario de interior 1,2×1,2×2 y andaba buscando unas fotografías que lo mostraran y por fin las he encontrado.

Lo mejor es verlo:

Ventilador en cultivo de marihuana de interior Ventilador giratorio instalado en armario de cultivo de interior de marihuana

Venden un perfil para estanterías en forma de “L” y se puede ajustar perfectamente al tubo vertical del armario. Lo bueno de este sistema es que cambiar de altura el ventilador es una tarea muy fácil:

– Los ventiladores verticales van provisto de un artilugio donde se engancha este y simplemente aflojando el enganche , se puede cambiar fácilmente de posición ya que este angulo viene provisto de agujeros.

– Siempre que podamos, el mejor sitio para colocar será enfrente la la intracción ya que así mezclará el aire que entra fresco del exterior y el que está en el habitáculo.  Evitaremos así las bolsas de aire caliente que perjudican a las plantas de cannabis.

Citados estos dos factores de situación, aprovecho que hablo del ventilador para deciros como lo utilizo durante un cultivo, ya que se utiliza de forma diferente según la fase en la que se encuentre la planta de marihuana:

Crecimiento: En el ciclo diurno lo tengo conectado a la mínima potencia, ya que es bueno que las pequeñas plantas se meneen y ejerciten, pero suavemente. En el nocturno lo tengo apagado.

Floración: Lo tengo conectado las 24 horas. En esta fase es de vital importancia que las plantas estén constantemente cimbreándose por el efecto del aire. En general, las cuatro primeras semanas lo mantengo a baja potencia, y voy aumentando un punto de velocidad a partir de la cuarta semana, ya que los cogollos empiezan a coger cierto volumen y son más propensos a correr peligro de hongos.

Dicho lo anterior, donde realmente se hace obligado el uso de un buen ventilador giratorio, es en la fase de floración. Sus principales ventajas son:

Fisiológicas: La planta ejercita sus ramas y tallo. Esto favorece una planta mas fibrosa y fuerte. La planta se deshidrata más rápidamente y “come” y “bebe” con más prontitud. Esto hace que la planta se desarrolle con más vigor. Unas ramas fuertes, aguantan frutos grandes.

Preventivo: Los hongos, por norma general, son nuestro peor enemigo, y da la casualidad de que estos bichos odian el aire. Creemos  un ambiente hostil para que aun habiendo humedad alta les cueste asentarse (si ya tenemos el hongo, lo único que lo eliminará será un fungicida especifico).

Mejora de la penetración lumínica: El aire hace que las ramas se meneen y así pueda penetrar la luz a hojas inferiores que se encuentran “tapadas” por las superiores.

Mejora de la renovación de aire del armario: En todo el habitáculo y, principalmente en la zona de los estomas  (parte inferior de las hojas). Esto hace que la planta pueda realizar mejor la fotosíntesis y pueda absorber cantidades más elevadas de CO2. Circulación óptima del aire.

Suelo decir que un cultivo de marihuana con un buen ventilador giratorio que haga moverse a las ramas, es un cultivo vivo, cuando las plantas no se menean, un cultivo muerto. Y nada más que añadir amigos. Esta optimización de cultivo es fácil de instalar, con un bajo coste y un impacto beneficioso muy alto.

This entry was posted in Cómo se hace and tagged . Bookmark the permalink.

5 comentarios en "Cómo colocar y utilizar un ventilador grande en cultivos de marihuana"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco