Cultivos del Siglo XXI, como clonar o hacer esquejes de marihuana

Difunde y comparte:

Capítulo 12: Cómo clonar o hacer esquejes con éxito

Cuando cortamos la punta de una rama en estado vegetativo y la enraizamos, tenemos que facilitar que el esqueje produzca raíces lo más rápidamente posible para que tenga garantías de enraizar. Este esqueje será un fiel reflejo de su madre, heredando todas sus virtudes y defectos.

Todas las plantas hembra pueden servirnos como madre. Pero no es tarea fácil encontrar una planta que satisfaga nuestras exigencias a la hora de reunir una serie de condiciones que la harán especial: producción, rapidez de floración, resistente a plagas y hongos, fácil de esquejar, potencia de THC o CBD, efecto, sabor, etc… Una vez tengamos la madre elegida, debemos asegurarnos que tenga una edad, como mínimo, de 45 días. Se podrán hacer podas previas para ramificar y moldear la futura madre.

como-clonar-o-hacer-esquejes-armario-madres

Antes de cortar los esquejes de la planta hay una serie de recomendaciones que es bueno seguir:

Un exceso de nitrógeno dificultará el enraizamiento de los esquejes, por lo que una buena práctica es aplicar, previo al corte, pulverizaciones de agua hasta empapar la planta, esto bajará la concentración de nutrientes. Los dos riegos anteriores al corte de los esquejes, regar solo con agua.

– Un NPK (Nitrógeno – Fósforo – Potasio) adecuado tendrá unos valores aproximados a 1 – 0,5 – 2. Esto fomentará la producción de tallos fuertes y densos. “No hay que utilizar grandes dosis de abono”.

– Mantener el PH del cultivo alrededor de seis beneficiará la correcta nutrición de la planta. En cultivo sin suelo, la planta madre crecerá mejor entre un PH-5,6 o 5-8 .

– El uso de abonos orgánicos, microorganismos beneficiosos, sustratos adecuados, etc… hará que la planta crezca más fuerte y, por lo tanto, nos ofrezca un mayor rendimiento. Las plantas madres enfermizas y débiles dificultan, como es obvio, el proceso de enraizado de sus futuros esquejes, por lo cual es mejor deshacernos de esta y obtener una planta madre sana.

– Cada seis meses practicaremos poda de raíces. Con esto renovaremos un sustrato empobrecido y sucio, por uno fresco y nuevo. Cada cierto tiempo, también podemos renovar la madre por un esqueje procedente de ella misma.

Estas pautas nos ayudarán a aumentar las posibilidades de éxito del esquejado.

Consejos y técnica a utilizar

La producción de esquejes se divide en tres partes muy lógicas y bien diferenciadas:

– Antes de enraizar.

–  Enraizando.

–  Después de enraizar.

 

1º Antes de enraizar

Cortar las ramas de la planta de marihuana madre teniendo en cuenta unas sencillas consideraciones hará que aumente el porcentaje de esquejes vivos.

– Cuando vayamos a cortar las ramas (esquejes) de la planta madre, tendremos la precaución de que el tallo recién cortado quede expuesto al aire el menor tiempo posible ya que una burbuja de aire podría quedar atrapada en el hueco del tallo produciendo una embolia que le causaría la muerte. Para evitar esto, lo ideal es cortar el esqueje debajo del agua o que, una vez cortado, sumerjamos el tallo en un recipiente con agua.

– Para sumergir los tallos e hidratar los esquejes, utilizaremos agua calibrada un poco inferior a PH-6 y EC-300 mS (estos valores los usaremos también para hidratar los jiffys y pulverizar en el invernadero). A las bacterias les cuesta más propagarse en este rango de PH.

– Hay que tener en cuenta que los esquejes grandes con tallos largos enraízan más lentamente que los esquejes pequeños con tallos cortos.

– Los esquejes que provienen de las partes bajas de la planta de cannabis enraízan con mayor rapidez que los de la parte media y alta, ya que contienen mayor cantidad de hormonas apropiadas para enraizar.

-Hay que limpiar bien la zona dedicada a este trabajo, desinfectando todos los utensilios metálicos (tijeras, cuchilla, etc….). Quemar y limpiar con alcohol es una de las soluciones más rápidas y efectivas.

– Siempre que se cortan los esquejes, es preferible dejarlos 10/14 horas en un vaso con agua + enraizante a PH-6 y a oscuras. En ocasiones he cortado esquejes completamente deshidratados, dejándolos esas horas en agua se han recuperado rápidamente y han estado en plenas condiciones para su posterior enraizado.

– Utilizar hormonas de enraizamiento acelera el proceso. Después de probar varios tipos de hormonas (en polvo, gel o liquidas) he comprobado que con las hormonas liquidas se producen menos bajas por embolia en los clones. Sellan mucho mejor que cualquier otra opción.

como clonar o hacer esquejes con éxito-2

2º Al enraizar

– Técnica de esquejado y actuaciones posteriores: El esqueje, como mínimo, debe tener dos nudos. Hay que procurar que un nudo quede enterrado, ya que esto facilitará la aparición de las raíces. Las ramas hay que córtalas en ángulo de 45º, limpiando bien la parte que va a quedar introducida en el medio de cultivo. Yo utilizo “jiffys”, discos de turba o coco prensado que previamente se hidratan con agua y enraizante a PH-6 y son pocos los esquejes que fallecen.

– Cuando el tallo está bien cortado, limpio e impregnado de hormona de enraizamiento, hay que introducirlo en el jiffy haciendo un agujero que nos facilite su introducción si el tallo es fino; si el tallo es grueso, no hará falta agujero previo. Una vez introducido el tallo, hay que procurar que este haga contacto con las paredes del jiffy. Si las hojas del esqueje son grandes, hay que cortar las puntas ya que así aguantarán mejor una posible deshidratación. Una vez tenemos los esquejes en los jiffys hay que pasar a tener en cuenta las pautas que nos permitirán tener éxito.

– Ubicación: Los clones necesitan un grado de humedad muy elevado 95-100%. Un mini invernadero será el lugar idóneo, ya que nos permitirá tener esos índices de humedad.

– Fotoperiodo y luz: Los clones enraizarán más rápido si mantenemos de dieciocho a veinticuatro horas de luz. Lo que recomiendo es seguir el mismo régimen que el armario de madres 18/6. La luz más adecuada es la de los tubos fluorescentes y la combinación de un color blanco cálido y blanco frió. Yo utilizo tubos de 18 vatios: un tubo tipo grolux y dos tipo trifósforo. Si tuviésemos que utilizar bombillas de alta presión de sodio o halogenuro metálico las pondríamos lo más alejadas posible de los esquejes, ya que estos no requieren tanta potencia para enraizar. En este caso, puedes poner una tela o malla para sombrear.

– Parámetros: Lo ideal es que la temperatura de las raíces tenga unos tres grados más que la parte aérea. Los dos primeros días es conveniente que las trampillas de ventilación permanezcan cerradas con lo que obtendremos una humedad cercana al 100%. A partir del tercer día podremos pulverizar los esquejes directamente e iremos abriendo las trampillas del aire de forma gradual.

– Advertencias: Si utilizamos propagadores o mini invernaderos, los dos primeros días no hay que pulverizar directamente los esquejes ya que, al no tener raíces, no necesitan aportes adicionales de agua. Bastará con que humedezcamos las paredes del invernadero. Una regla de oro es limpiar todos los días la humedad que se genera en el invernadero. Evitaremos así más de un problema de hongos. Conforme pasan los días podría darse el caso de que alguna hoja se pone fea, se seca o se muere, estas hojas hay que ir retirándolas. Es conveniente abrir el propagador todos los días para tenerlo ventilándose unos minutos, oxigenando así los clones.

como clonar o hacer esquejes con éxito-3

3º Después de enraizar

Cuando en el jiffy veamos que asoman las raíces, es señal de que ha llegado el momento de ponerlo en un contenedor. No es conveniente que dejemos que las raíces se hagan muy grandes ya que esto corta el ritmo adecuado de crecimiento. En tal que veamos asomar las primeras raíces, es indicio de que la planta ya quiere vivir y por lo consiguiente no la podemos hacer esperar.

Yo siempre aconsejo:

– Utilizar el contenedor de 1 litro ya que tiene una capacidad idónea para que el esqueje colonice el sustrato antes de ser trasplantado a otro contenedor más grande o al contenedor final.

– Es muy importante que usemos un sustrato “normal” es decir, con una EC entre 1 y 1,4 ya que si utilizamos sustratos enriquecidos que contienen una EC alta (2,2 a 2,7) puede darse el caso de que aún solo utilizando agua en el riego, sobrefertilicemos.

– Como luminaria nos bastará con un bajo consumo para hacer un buen crecimiento en sus dos o tres primeras semanas de vida. Para completar su ciclo, el halogenuro metálico es una eficiente opción.

– En esta primera etapa del esqueje, es fundamental evitar que la humedad sea baja (inferior al 30%) y es preferible un sustrato húmedo a empapado, ya que esto facilita la propagación de las raíces y la buena oxigenación del sustrato.

 

Iclone “clonador de esquejes”

iclone-clonar-esquejes-marihuana

No hace mucho que he analizado un producto llamado “iClone” (clonador de esquejes) que me ha dejado gratamente sorprendido. Como veréis, es muy parecido al jiffy, pero este ya viene preparado e hidratado en una bandeja de plástico.  Para probar esta novedad, los esquejes han estado ocho días con un fotoperiodo de 18/6 y la luminaria que he utilizado han sido los 3 tubos fluorescentes de 18W(2 trifosforo y 1 grolux). Primeramente hay que indicar que cada variedad, y más en concreto cada selección que guardamos como madre, tiene una características propias a la hora de clonar esquejes. Yo he utilizado dos variedades que suelen enraizar bien y los resultados no han podido ser más satisfactorios, ya que de 40 esquejes, han enraizado los 40.

Conclusiones

– Alto porcentaje de éxito: En los dos ensayos realizados, han superado en efectividad al jiffy.

– Distribución y etiquetado a elección: La bandeja en la que van los “iClone” la podemos cortar de la manera que más nos interese . Con la posibilidad de hacer grupos de la misma variedad. Esto a mi me es muy util.

– Gran rendimiento en poco espacio: El invernadero que he utilizado para enraizar los esquejes es el pequeño (34×21) y he puesto 40 unidades, pero habrían cogido 54. La relación unidades-espacio es muy alta.

– Textura esponjosa: Cuando penetra el esqueje en cada uno de los alveolos del iClone, notamos como se queda fuertemente adherido ya que hace una especie de “efecto esponja ”, asegurándonos un total contacto entre el iClone y el tallo. Yo me ayudaba de un alambre para hacer el agujero en el Iclone y después introducía el tallo. Sistema que ha resultado perfecto.

– Gran adaptabilidad: Las dos veces que lo he probado se ha adaptado muy bien al sustrato y en poco tiempo vemos como el esqueje empieza a reaccionar.

– Muy cómodo: Ya viene preparado para utilizar.

– Muy limpio a la hora de trabajar con él.

Una vez vemos que las raíces empiezan a brotar del iClone habrá que migrar a contenedor. Os aconsejo el de 1 litro, y como sustrato uno “normal”, que contenga una EC aproximada a 1,2. Este tipo de sustrato siempre me ha demostrado que es el mejor para esta etapa.

En resumen, la próxima vez que haga esquejes, me veréis utilizando esta novedad del mercado que ha resultado ser útil, efectiva y cómoda de utilizar.

como clonar o hacer esquejes marihuana con éxito-5

This entry was posted in Artículos and tagged , . Bookmark the permalink.

5 comentarios en "Cultivos del Siglo XXI, como clonar o hacer esquejes de marihuana"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco