Artículo Soft secrets 2013-6 CULTIVOS DEL SIGLO XXI “Elementos”

Difunde y comparte:

CULTIVO DEL SIGLO XXI “Elementos”

n.y.c.diesel00003

Como comente en el anterior artículo, seguiré describiendo en este, una serie de elementos del cultivo de interior que, por una u otra circunstancia, hacen que nuestro cultivo nos dé producciones satisfactorias, cubriendo así nuestras necesidades de auto-consumo.

En primer lugar, comentaré un par de elementos que, dependiendo de si vivimos en costa o interior, se hace “imprescindible” o muy recomendable el uso de uno u otro:

– Si vivimos en un clima de costa (húmedo), o en un lugar donde hay humedades altas, el deshumidificador es un elemento esencial si queremos cosechar una marihuana de calidad. Nos ayudará a amentar la producción y actuará como preventivo contra los hongos:

A la planta, cuando tiene unas condiciones  de humedad alta, le cuesta deshidratarse y, por lo tanto, le cuesta consumir recursos hídricos y nutricionales. Esto hace que no desarrolle todo su potencial y se vea limitada en la floración. Unas tasas de humedad de entre el 40% y 50% se consideran óptimas en la fase de floración para que la planta nos dé el máximo.

Las 2 o 3 primeras semanas podremos permitirnos una humedad por encima de lo normal, pero pasado ese tiempo y con la formación de los cogollos, debemos evitar que la humedad sobrepase cierto límite de seguridad que podríamos establecer en un 50%-60%. En floración avanzada y con cogollos de cierto calibre, habrá que mantener la humedad bajo control de forma estricta. Ganaremos así a un enemigo muy peligroso, los hongos.

En este tipo de aparatos, lo que prima es tener una capacidad de deshumidificación “lógica” y adecuarla a nuestro espacio de cultivo. Los que más eficientemente trabajan (calidad-precio) son los de alta capacidad de deshumidificación, con depósito de 3 litros o la posibilidad de conectarlo a un desagüe para despreocuparnos de su mantenimiento.

 

-Si vivimos en un clima de interior (seco) o en un sitio donde haya humedad baja, el humidificador nos ayudará a mantener unos niveles óptimos de humedad, sobre todo en la fase de crecimiento vegetativo (60%-75%). Si queremos que las plantas crezcan de forma óptima, debemos evitar una humedad por debajo del 50%, ya que la planta centrará sus energías en no deshidratarse. Esto estresará la planta y ralentizará su natural crecimiento .

El tamaño y capacidad del humidificador ira en proporción al espacio de cultivo. En ocasiones veo humidificadores de bebé en cuartos de cultivo. Esto, con sinceridad, es malgastar el dinero y la luz, ya que no son apropiados para el cultivo de interior.

Un cultivo como el que utilizo en mis seguimientos experimentales, de 1,44 m2 (1,2×1,2×2), dispone de una unidad con una capacidad de 8 litros, dándome una autonomía de más de dos días sin tener que recargar agua y proporcionando un nivel de humedad adecuado para cada etapa del crecimiento, ya que puedo regularlo según las exigencias ambientales. Para el humidificador, Se recomienda no usar agua con una elevada carga de sales y, si es posible, hay que usar agua de ósmosis o destilada, ya que las sales estropean y deterioran en exceso el mecanismo que produce la humidificación.

n.y.c.diesel00006

Una vez tratados dos elementos determinantes que dotan al cultivo de un nivel de humedad apropiado dependiendo del tipo de clima que tengamos, citaré un conjunto de elementos que también están relacionados con la humedad y que no pueden faltar en casa del autocultivador:

– EL SECADERO

En los climas con humedades altas, a la hora de secar la cosecha, es muy recomendable el uso de sencillos secaderos, los cuales irán provistos de un armario pequeño, una malla vertical de secado y un extractor. Si la humedad oscila en valores altos, es muy recomendable colocar un ventilador exterior para que aplique una suave corriente de aire por las aperturas inferiores de respiración. Nunca debemos aplicar de forma directa aire a los cogollos ya que un secado rápido, afectará negativamente a la calidad de la marihuana.

n.y.c.diesel00002

Yo vivo en un clima costero, y después de enfrentarme en las primeras ocasiones con la dificultad de secar los cogollos haciendo una y mil cosas para que se secaran y quedaran en perfecto estado en un clima muy húmedo, este elemento solucionó mis dolores de cabeza, mejorando en mucho la calidad de los cogollos.

Para el secadero podemos utilizar los armarios tipo “light”, ya que están hechos para este fin y son más baratos. Su tela no es “estanca” (deja pasar algo de luz) y son mucho más baratos. Entre una y tres semanas debería ser suficiente para que los cogollos alcancen un punto óptimo de secado. Lo sabremos porque al coger un tallo y partirlo, este crujirá y se partirá en dos trozos sin más problemas. Si el tallo se dobla, es indicio de que está húmedo y debemos esperar.

– APARATOS DE MEDICIÓN

“En este apartado, destacaré que prefiero no tener un aparato de medición si no está bien calibrado o con un correcto mantenimiento”

Este enunciado lo escribo, principalmente, con referencia a los medidores de PH y EC. Sobre todo al medidor de PH, ya que he visto perder buenas cosechas por no tener un correcto calibrado, recibiendo datos erróneos que tiran por tierra los esfuerzos del cultivador. Hay que saber que el medidor de PH lleva una sonda de cristal que, pese a un buen mantenimiento, tiene fecha de caducidad, y no suele durar más de un año o año y medio. La punta del medidor (donde está la parte de cristal) tiene que estar siempre humedecida, ya que si se reseca o daña, es posible que las lecturas no sean correctas. El medidor de EC no requiere cuidados especiales, y basta con que al usarlo lo enjuaguemos en agua limpia, lo sequemos y volvamos a guardar.

Temperatura y humedad son datos que merecen ser comprobados en un autocultivo. Hoy en día, disponemos de registradores climatológicos muy fiables como el de la foto. Con él puedo saber la temperatura y la humedad que hay a una hora determinada en un punto en concreto del mismo, ya que, con este registrador mido diferentes puntos del armario, ayudándome así a conocer mejor las necesidades del mismo. Fiabilidad 100% que nos ayudará a comprender mejor nuestro autocultivo.

n.y.c.diesel00004

– CONTROLADORES

Si queremos optimizar un cultivo, no nos podemos olvidar elementos que nos ayudan a conseguir ciertos parámetros óptimos. Por lo general, van encaminados a controlar la temperatura y humedad del cultivo, lo cual nos asegura unos eficientes parámetros, amortiguando así los cambios atmosféricos bruscos.

Existen temporizadores para ajustar el ciclo diurno-nocturno y programar el número de horas deseado de cada uno. Un elemento al que se da poca importancia, cuando su falta ha echado a perder muchos cultivos o los ha perjudicado en su producción. Los temporizadores que venden en los bazares nunca los recomendaría, ya que no valen para un autocultivo de cannabis. Si, en cambio, para programar las luces de navidad. “Lo barato sale caro”.

Yo tengo una U.C.I (unidad de control integrado) que controla los parámetros antes citados al momento (temperatura-humedad-tiempo) y además lleva una regleta multienchufe, donde se pueden conectar hasta 6 elementos adicionales. Esta unidad puede controlar 4 lámparas de 600W o 6 lámparas de 400W.

 

 

– PLANTA DE ÓSMOSIS

Donde haya un agua de mala calidad, no puede faltar este elemento para quien quiera conseguir una buena producción. Sin ella será inviable aplicar una correcta tabla nutricional. El agua potable de mi región es de unos 1100 mS, “pura basura”. Si quiero una producción decente tengo que conseguir un agua base de 400 mS, y esta es la manera más barata y rápida de hacerlo. Agua de ósmosis mezclada con la del grifo hasta conseguir el agua base de partida (400mS) para agregar abonos. Sin lugar a dudas, este elemento es el más determinante a la hora de cultivar en la zona mediterránea, siendo uno de los elementos que más aprecio.

Pocas zonas geográficas dispones de agua con una EC entre 300-400 mS. Un agua perfecta para enriquecerla con los nutrientes precisos. Felicidades a quien la disponga.

– OTROS

Algunos elementos básicos de cultivo, como el contenedor, están evolucionando a un ritmo vertiginoso. Disponemos de una amplia gama donde elegir. Los “nuevos” contenedores apuestan por ofrecer unas raíces abundantes, sanas y fuertes. Esto se logra mediante la ramificación radicular que se consigue mediante diferentes técnicas (celdas, poda por aire o poda de luz).

n.y.c.diesel00005

Cualquier elemento de cultivo, por pequeño que sea, puede mejorar nuestra cosecha.  Lo mejor es probar y comparar. Con los elementos que he citado en este articulo y los que cité en el anterior, podemos incrementar la producción de nuestras cosechas y, desde luego, “debemos saber que es mejor invertir en tecnología, que tener que recurrir a comprar en el mercado negro.”

En el próximo artículo:

Cultivo siglo XXI “Técnicas de cultivo que aumentan la producción

n.y.c.diesel00001

This entry was posted in Artículos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

23 comentarios en "Artículo Soft secrets 2013-6 CULTIVOS DEL SIGLO XXI “Elementos”"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco