Artículo Soft Secrets 2012-4 Estrés lumínico controlado

Difunde y comparte:

ESTRÉS LUMÍNICO CONTROLADO

Sabemos que en el cultivo de interior de marihuana, imitar lo mejor posible las condiciones de la naturaleza hará que la balanza se incline a un lado u otro. Cuanto mejor imitemos los parámetros óptimos, mejores serán los resultados finales que obtengamos. En su hábitat natural, la planta de marihuana no tiene un sol que le aporte una intensidad, frecuencia, cantidad, etc… constantes, si no que desde que la planta es germinada hasta que es cosechada, pasará por diversas fases de “sol“. Y es cuando baja la intensidad y potencia de este y se acortan los días, cuando las plantas nos dan todo su esplendor, coincidiendo generalmente con la formación de los cogollos.
En un cultivo normal de marihuana, y partiendo de semilla, utilizamos una lámpara para crecimiento y otra para floración, y en muchos casos utilizamos una única lámpara como es la mixta. Yo utilizare hasta cinco tipos distintos de luminaria con diferentes espectros e intensidades:
CRECIMIENTO

  • Tubo fluorescente: 10 días
  • Bajo consumo: 7 días
  • Halogenuro metálico: 18 días

Tubos fluoroscentes

 

Bajo consumo

 

Halogenuro metalico

Halogenuro metalico

 

FLORACIÓN

  • Sodio: 4 semanas
  • Led: 6 semanas

sodio

 

Sodio

En el periodo de crecimiento me gusta que las plantas de marihuana tengan una madurez sexual avanzada y siempre que la genética de la semilla lo permita, me espero a ver las pre flores antes de precipitar la floración. En variedades Sativa o híbridos con predominancia Sativa, evidentemente no podremos seguir esta pauta ya que se nos irían de altura, e inclusive algunas Sativa hay que ponerlas directamente a 12/12 desde su germinación.
Para cultivo de interior tenemos que tener en cuenta que dependiendo de la potencia que tengamos (250W-400W-600W) tendremos un campo de penetración lumínico u otro, pero siempre regido por la ley de la inversa del cuadrado (intensidad=luz inicial/distancia al cuadrado) que nos dice que la intensidad de la luz cambia en proporción inversa al cuadrado de la distancia, que en cristiano nos dice que:

1 lámpara de 600W a 30 centímetros de distancia nos da 90.000 lúmenes
a 60 centímetros de distancia nos da 22.500 lúmenes
a 90 centímetros de distancia nos da 10.000 lúmenes

Ante estos datos, hacer plantas de marihuana muy grandes no es conveniente ya que tendremos plantas con las partes bajas tristes y despobladas debido a esa carencia lumínica. La planta habrá malgastado energía innecesariamente. Entre 50 y 70 centímetros es la altura más generalizada en nuestros cultivos. Si, por ejemplo, utilizásemos lámparas de 1000W (son poco frecuentes) podríamos aumentar esta altura.
Esta experiencia la hago para intentar imitar lo mejor posible estos cambios de frecuencias y de intensidades lumínicas que produce la naturaleza y ver lo que ocurre en un cultivo de interior. Os adelanto que jamás me habían resinado tanto las plantas y a pesar de estar en macetas medianas (10 litros) el tamaño de los cogollos ha sido considerable. Parto de tres variedades comerciales de semillas de cannabis y aplico los parámetros nutricionales que venía aplicando en los dos últimos años de cultivo. Mi intención es ir incrementado la intensidad lumínica en cada paso que vaya haciendo y llegado un punto, hacerla reducir en su tramo final.



CASO PRACTICO

Reseñar que el cultivo lo realizo en tierra y con abonos orgánicos, no empleo co2 como optimización adicional.

CRECIMIENTO (18/6)

Las semillas de marihuana son germinadas en papel de cocina y se pasan a contenedores de 1 litro. posteriormente son pasadas a la parte superior de un Clone-box(125x65x120) que he dividido en 2 compartimientos. La parte superior es la que utilizo generalmente para el enraizado de esquejes y la luminaria se compone de 2 tubos fluorescentes trifósforo de 18W y 1 tubo tipo grolux. Su estancia dura 5 días.

Son pasadas a la parte inferior del Clone-box. La luminaria de este habitáculo se compone de 2 tubos trifósforo de 24W y 1 Grolux de 36W. Aquí permanecen otros 5 días.

El armario que tengo de madres es su siguiente hábitat, un armario de 1,2×1,2×2 y 200W de bajo consumo como luminaria. Hasta ahora las necesidades hídricas y nutricionales de las plantas han sido bajas y no he superado una electro conductividad (EC) de 400-500 micro-siemens. Aprovechando la estancia en este armario, aplico (como medio preventivo) azufre micronizado. Al vivir en la costa tengo que cultivar con altas humedades y el riesgo a los hongos es alto. “Más vale prevenir que curar”.

Con 17 días las plantas de marihuana son llevadas al que será su armario definitivo y cuyas medidas son las mismas que el armario de madres ( 1,2×1,2×2). Aquí dispongo de un balastro regulable que me permite elegir la potencia entre 360W y 600W. Elijo la potencia mínima que iré incrementado poco a poco. Hasta ahora la planta ha crecido poco ya que intento alargar en todo lo posible su crecimiento. A los 30 días realizo el trasplante a la maceta definitiva que contendrá 10 litros de sustrato tipo “all-mix”. Dejo reposar la planta unos días para que se recupere del estrés producido por el trasplante y con 35 días son pasadas a floración. Hasta ahora la electro conductividad no ha superado los 700 micro siemens y el “ph” ha fluctuado de manera progresiva entre 6 y 6,5.

FLORACIÓN (12/12)

La lámpara elegida es de 600W mixta (crecimiento-floración) que estará las 2 primeras semanas de floración. Comienzo con 400W que a la semana ya se habrán incrementado a su potencia máxima. A los 5 días de haber pasado a floración realizo la poda de las ramas inferiores y quito 2 o 3 nudos para facilitar una correcta ventilación y potenciar la energía en las zonas altas de la planta. Comienzo floración con una electro conductividad (EC) de 900 micro siemens que voy aumentando hasta llegar a los 1200 micro siemens al final de 2º semana de floración. El PH lo calibro sobre 6,5-6,6.

Desde la 3º semana a la 4º semana, inclusive, uso una lámpara de 600W específica para floración y es donde consigo la mayor intensidad lumínica. La electro conductividad lo voy aumentando desde los 1200 micro siemens iniciales hasta los 1400-1500 micro siemens y con un PH de 6,7.

led estrés lumínico controlado

 

estrés lumínico controlado

A partir de la 5º semana, y hasta el final del cultivo de marihuana que será a finales de la 10º, utilizo luminaria led con una potencia total de 385W. La última semana de floración, alejo las lámparas de las puntas de las plantas para reducir la intensidad lumínica. Puedo asegurar que los cogollos presentan una dureza notable y para nada están aireados. 1800-1900 micro siemens es el tope máximo del plan nutricional aplicado y las plantas lo aceptan perfectamente sin mostrar ningún tipo de sobre fertilización o carencia, el PH a fluctuado entre 6,7-6,9.

En total han sido 4 semanas en sodio y 6 semanas en led. Se ha cumplido perfectamente la fecha de cosecha dada por los bancos de semillas y para nada ha perjudicado el cambio progresivo de espectro o intensidad lumínica, al contrario, ha mejorado el resultado final ya que las plantas han dado una excelente producción y han resinado como nunca me habían resinado.

IMG_51621

This entry was posted in Artículos and tagged . Bookmark the permalink.

7 comentarios en "Artículo Soft Secrets 2012-4 Estrés lumínico controlado"

¿Te ha gustado? Deja un comentario

Sponsors

Visita nuestros Sponsors

Cannabipedia
Positronics
Cyco